En las empresas el Burnout y el Estrés laboral digital son signos de alarma en este 2021. En múltiples sectores, las organizaciones acusan, indistintamente de la posición laboral, las consecuencias de un desajuste entre requerimientos del modelo de teletrabajo, los cambios sobrevenidos por la pandemia y la inmersión digital.

Partimos de algunas consideraciones del artículo publicado por Jennifer Moss en la Havard Business Review.  Beyond Burned Out permite generar acciones en la gestión que permitan recuperar vigor y salud a nuestras empresas.

El concepto de Burn out (agotamiento ocupacional) fue incluido por la Organización Mundial de la Salud en su Clasificación Internacional de Enfermedades, describiéndolo como “un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito”.  Tres dimensiones lo caracterizan:

1) Sentimientos de agotamiento o agotamiento de la energía

2) Mayor distancia mental del trabajo de uno, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el trabajo de uno

3) una sensación de ineficacia y falta de realización.

El agotamiento se refiere específicamente a fenómenos en el contexto ocupacional y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida. Jennifer Moss subraya que este lenguaje reconoce que el agotamiento / burnout es más que un problema de los empleados. Es un problema organizacional que requiere una solución organizacional. El análisis de las causas reales del agotamiento, demuestra que se ha estado abordando el problema desde el ángulo equivocado.

Apunta a un artículo de Maslach, Jackson de Rutgers y Leiter, previo a tener presente la pandemia y digitalización refería seis causas como activadoras de burnout: Carga de trabajo insostenible, Falta de control percibido, Recompensas insuficientes por el esfuerzo, Falta de una comunidad de apoyo, Falta de equidad y Valores / habilidades no coincidentes. Cada factor puede verse como responsabilidad de la persona trabajadora, o corresponsabilidad con la organización no solo del trabajo sino el modelo social.

Revisamos seguidamente algunos aspectos clave para comprender qué está pasando, y cómo nos falta un mayor conocimiento de indicadores que afectan a la recuperación.

Estrés laboral

Revisemos algunos síntomas que bien describen Jan Ascher y Fleur Tonies de McKinsey: una descarga hormonal de adrenalina y cortisol provocada por nuestro sistema nervioso simpático que nos da un impulso de energía física y concentración mental para enfrentar una amenaza real o percibida. En una respuesta normal al estrés, cuando pasa la amenaza, el estado elevado es seguido por efectos calmantes de nuestro sistema nervioso parasimpático, un freno natural que nos devuelve a un estado de recuperación y descanso. Nuestro cuerpo y mente se calman, recuperamos nuestros recursos y nos preparamos para el próximo desafío. 

¿Qué ocurre cuando no hay un margen de recuperación? Afecta a nivel Físico con dolor de cabeza, estómago, tensión muscular, tics nerviosos o ritmo cardiaco acelerado (entre otras). En la conducta se traduce en un aumento de consumo de sustancias o alcohol, ingesta compulsiva de comida, discusiones o expresiones de labilidad emocional (llorar, reír desmedidamente). Emocionalmente se traduce en ansiedad, desmotivación, nerviosismo y un agotamiento emocional que nos desconecta en nuestro interior y hacia otras personas. Cognitivamente, nos dificulta poder pensar, focalizarnos en actividades, olvidos y problemas para tomar decisiones.

Burnout y teletrabajo en pandemia

Ante una situación crítica, como la causada por la pandemia y el confinamiento más impactante en la historia de la humanidad, cualquier estructura humana reacciona tratando de mantener su funcionamiento para preservar los procesos en curso. Sin embargo, la transición hacia el espacio digital, mayormente,  se realizó sin comprender qué implica la ciudadanía digital y elevar la carga laboral virtual en entornos diferentes a la oficina sobre la cual teníamos el control de ciertas variables.

Previo al burnout, se dio un continuo proceso de estrés laboral, que en su justa medida permitía una transición a un espacio inexplorado de digitalización de procesos. Pero ha superado ampliamente los límites para gran parte de personas.

El burnout derivado del estrés laboral digital, la denominada fatiga pandémica en el ámbito laboral, se debe para Jennifer Moss a que como organización no se ajustaron las cargas de trabajo. Desde el habitual control de procesos desde el espacio de oficina, a  profesionales trabajando en sus casas desconociendo las condiciones en que habitan, no le dimos a la gente control ni flexibilidad. Ese modelo de control llevo a más reuniones online y niveles poco saludables de tiempo frente a la pantalla. Y una desconexión sobre qué implicó para cada persona el confinamiento y alcance de la pandemia en su círculo social, no reconocimos como organización el alcance de las luchas de la gente.

Recomienda para recuperar las organizaciones a las personas, repensar las recompensas, ante un agotamiento no tiene tanto efecto un aumento de salario u otros beneficios como dar un propósito que devuelva energías a mantener su labor en la organización. Previamente, hay que realizar un diagnóstico que permita establecer una carga de trabajo manejable, comprendiendo los procesos de la organización y de la persona.

Se debe rescatar el lado humano de las interacciones que se venían dando en el contacto de oficina. Sentir que puede hablar sobre su salud mental en el trabajo, abiertamente y para ello poner a disposición especialistas que pueda atender. Todo ello, va a requerir un liderazgo empático. 

Burnout y estrés laboral digital en teletrabajo ¿Cómo reaccionamos?

¿Cómo se está respondiendo? Más acciones digitales, yoga, mindfulness, apps… sobrecargando en mayor medida la ya de por si dañada capacidad de respuesta.

¿Conocemos el estado de salud y bienestar de nuestra organización? En los siguientes post iremos completando un paso a paso para que pueda realizar un diagnóstico.

Consúltenos para establecer una línea base en los procesos de adaptación digital y bienestar organizacional.

Información y recursos comentados en el post

Web de Jennifer Moss – aquí -. Su artículo de HBR puede revisarse en este enlace Beyond Burned Out

Definición de Burn out en la ICD-11

Post de Estrés óptimo de McKinsey en este enlace How to turn everyday stress into ‘optimal stress

Nuestro post sobre Fatiga pandémica.

2 Comments

  1. Pingback: Bienestar ante la fatiga pandémica 1 año después

  2. Pingback: Organizaciones Digitalmente Saludables - Bienestar

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *